El significado de los 7 rayos de la metafísica en nuestra vida

La metafísica es una rama de la filosofía que se encarga de estudiar los principios fundamentales de la realidad. En esta disciplina, se habla de los 7 rayos como una representación simbólica de las energías espirituales que influyen en nuestra vida. Cada uno de estos rayos tiene un significado y una función específica, y entenderlos puede ayudarnos a conectarnos con nuestra esencia más profunda y alcanzar un mayor bienestar emocional y espiritual.

Exploraremos cada uno de los 7 rayos y su correspondiente significado en la metafísica. Analizaremos cómo influyen en diferentes aspectos de nuestra vida, como nuestras relaciones, nuestra carrera profesional y nuestro crecimiento personal. También veremos cómo podemos trabajar con estos rayos para aprovechar su energía y potenciar nuestro desarrollo espiritual. ¡Descubre el significado de los 7 rayos de la metafísica y cómo pueden transformar tu vida!

Índice de contenidos
  1. Los 7 rayos de la metafísica son fuerzas energéticas que influyen en nuestra vida diaria
    1. 1. Rayo Azul
    2. 2. Rayo Dorado
    3. 3. Rayo Rosa
    4. 4. Rayo Blanco
    5. 5. Rayo Verde
    6. 6. Rayo Oro-Rubí
    7. 7. Rayo Violeta
  2. Cada rayo tiene un significado y propósito específico en nuestra evolución espiritual
    1. 1. Rayo Azul
    2. 2. Rayo Dorado
    3. 3. Rayo Rosa
    4. 4. Rayo Blanco
    5. 5. Rayo Verde
    6. 6. Rayo Oro-Rubí
    7. 7. Rayo Violeta
  3. El primer rayo representa la voluntad divina y nos ayuda a ser líderes y tomar decisiones claras
  4. El segundo rayo está relacionado con el amor y la sabiduría, fomentando las relaciones armoniosas y la compasión
  5. El tercer rayo está vinculado con la inteligencia activa y nos ayuda a desarrollar nuestra mente y habilidades intelectuales
  6. El cuarto rayo es el de la armonía y la belleza, inspirándonos a apreciar la estética y crear ambientes equilibrados
    1. La importancia de la armonía en nuestra vida
    2. La belleza como fuente de inspiración
    3. Crear ambientes equilibrados
  7. El quinto rayo es el de la concreción y la curación, facilitando la manifestación de nuestras ideas y sanación física y emocional
  8. El sexto rayo es el de la devoción y la idealización, guiándonos hacia la espiritualidad y el servicio desinteresado
  9. El séptimo rayo es el de la transformación y la transmutación, ayudándonos a liberarnos de patrones negativos y crecer espiritualmente
  10. Conociendo el significado de los 7 rayos, podemos trabajar con ellos para mejorar nuestra vida y alcanzar la plenitud espiritual
  11. Preguntas frecuentes

Los 7 rayos de la metafísica son fuerzas energéticas que influyen en nuestra vida diaria

Los 7 rayos de la metafísica son una serie de fuerzas energéticas que forman parte del universo y que tienen un impacto directo en nuestra vida diaria. Cada uno de estos rayos tiene un color y una cualidad específica que nos ayuda a comprender y trabajar con diferentes aspectos de nuestra existencia.

1. Rayo Azul

El rayo azul representa la voluntad divina y la protección. Nos ayuda a mantenernos enfocados en nuestros propósitos y a superar los obstáculos que se presenten en nuestro camino. También nos brinda la fuerza y la determinación necesarias para tomar decisiones y actuar con valentía.

2. Rayo Dorado

El rayo dorado simboliza la sabiduría y la iluminación. Nos permite acceder a conocimientos superiores y nos guía en nuestro camino espiritual. También nos ayuda a desarrollar nuestra intuición y a comprender el propósito de nuestras experiencias de vida.

3. Rayo Rosa

El rayo rosa representa el amor incondicional y la compasión. Nos ayuda a cultivar relaciones saludables y a sanar heridas emocionales. También nos brinda la capacidad de perdonar y de amarnos a nosotros mismos y a los demás sin condiciones.

4. Rayo Blanco

El rayo blanco simboliza la pureza y la claridad. Nos ayuda a purificar nuestros pensamientos y emociones, y a conectar con nuestra esencia divina. También nos brinda protección y nos ayuda a disolver cualquier energía negativa que esté afectando nuestra vida.

5. Rayo Verde

El rayo verde representa la curación y el crecimiento. Nos ayuda a sanar tanto a nivel físico como emocional, y nos brinda la energía necesaria para superar cualquier enfermedad o dificultad. También nos ayuda a conectarnos con la naturaleza y a encontrar equilibrio en nuestra vida.

6. Rayo Oro-Rubí

El rayo oro-rubí simboliza la paz y la devoción. Nos ayuda a encontrar armonía interior y a conectar con nuestra espiritualidad. También nos brinda la capacidad de ser conscientes de nuestra divinidad y de vivir en paz con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea.

7. Rayo Violeta

El rayo violeta representa la transmutación y la liberación. Nos ayuda a liberar patrones negativos y a transformar la energía estancada en nuestro ser. También nos brinda la capacidad de perdonarnos a nosotros mismos y a los demás, y de liberarnos de cualquier carga emocional o kármica.

Los 7 rayos de la metafísica son herramientas poderosas que podemos utilizar para mejorar nuestra vida y nuestro bienestar. Cada uno de estos rayos tiene una cualidad única que nos ayuda a sanar, crecer y evolucionar espiritualmente. Al aprender a trabajar con ellos, podemos aprovechar su potencial y experimentar una vida más plena y significativa.

Cada rayo tiene un significado y propósito específico en nuestra evolución espiritual

Los 7 rayos de la metafísica representan diferentes aspectos de la energía divina y tienen un significado y propósito específico en nuestra evolución espiritual. Cada rayo está asociado con un color y una cualidad divina que nos ayuda a desarrollar diferentes aspectos de nuestra conciencia.

1. Rayo Azul

El primer rayo, representado por el color azul, está asociado con la voluntad divina y el poder. Esta energía nos ayuda a fortalecer nuestra determinación y a tomar decisiones basadas en nuestra verdadera esencia. Es un rayo que nos impulsa a ser valientes y a seguir nuestro propósito de vida.

2. Rayo Dorado

El segundo rayo, representado por el color dorado, está asociado con la sabiduría y la iluminación. Esta energía nos ayuda a expandir nuestra mente y a buscar conocimiento más allá de lo tangible. Nos guía hacia la comprensión de nuestra verdadera naturaleza y nos ayuda a encontrar respuestas a nuestras preguntas más profundas.

Mira también:  Potencia tu creatividad utilizando las ciencias ocultas en el dibujo

3. Rayo Rosa

El tercer rayo, representado por el color rosa, está asociado con el amor divino y la compasión. Esta energía nos ayuda a abrir nuestro corazón y a conectarnos con los demás desde un lugar de amor incondicional. Nos enseña a perdonar y a sanar nuestras heridas emocionales, y nos guía hacia relaciones más armoniosas y amorosas.

4. Rayo Blanco

El cuarto rayo, representado por el color blanco, está asociado con la pureza y la claridad. Esta energía nos ayuda a purificar nuestra mente y nuestras emociones, liberándonos de patrones negativos y limitantes. Nos guía hacia la verdad y la autenticidad, y nos ayuda a vivir en armonía con nuestra verdadera esencia.

5. Rayo Verde

El quinto rayo, representado por el color verde, está asociado con la verdad y la curación. Esta energía nos ayuda a expresar nuestra verdad y a vivir en alineación con nuestros valores y creencias más profundas. Nos guía hacia la sanación física, emocional y espiritual, y nos ayuda a encontrar equilibrio y armonía en todas las áreas de nuestra vida.

6. Rayo Oro-Rubí

El sexto rayo, representado por el color oro-rubí, está asociado con la paz y la devoción. Esta energía nos ayuda a encontrar paz interior y a conectarnos con lo divino en nuestro interior. Nos guía hacia la práctica de la meditación y la oración, y nos ayuda a cultivar una relación más profunda con lo sagrado.

7. Rayo Violeta

El séptimo rayo, representado por el color violeta, está asociado con la transmutación y la libertad. Esta energía nos ayuda a liberarnos de patrones kármicos y a transformar cualquier energía negativa en positiva. Nos guía hacia la liberación de bloqueos y limitaciones, y nos ayuda a alcanzar la libertad espiritual.

Los 7 rayos de la metafísica nos ofrecen una guía espiritual para nuestra evolución personal. Cada rayo nos ayuda a desarrollar diferentes aspectos de nuestra conciencia y nos guía hacia una vida más plena y significativa.

El primer rayo representa la voluntad divina y nos ayuda a ser líderes y tomar decisiones claras

El primer rayo de la metafísica es conocido como el rayo de la voluntad divina. Este rayo nos conecta con la energía de la voluntad de Dios y nos ayuda a desarrollar nuestra propia voluntad y poder personal.

Cuando estamos alineados con el primer rayo, somos capaces de tomar decisiones claras y firmes en nuestra vida. Nos sentimos motivados y determinados a lograr nuestros objetivos, y no nos dejamos influenciar fácilmente por las opiniones de los demás.

Además, el primer rayo nos ayuda a desarrollar habilidades de liderazgo. Nos otorga el coraje y la confianza necesarios para guiar a otros y tomar la iniciativa en diferentes situaciones. También nos brinda la capacidad de establecer límites claros y mantenernos firmes en nuestras decisiones.

El primer rayo de la metafísica es una fuerza poderosa que nos ayuda a ser líderes en nuestra vida. Nos conecta con la voluntad divina y nos permite tomar decisiones claras y firmes. También nos brinda habilidades de liderazgo y nos ayuda a desarrollar nuestro poder personal.

El segundo rayo está relacionado con el amor y la sabiduría, fomentando las relaciones armoniosas y la compasión

El segundo rayo de la metafísica es conocido como el rayo del amor y la sabiduría. Este rayo está estrechamente relacionado con el corazón y su energía se enfoca en fomentar el amor incondicional, la compasión y la comprensión hacia los demás.

En nuestra vida diaria, este rayo nos invita a cultivar relaciones armoniosas y a tratar a los demás con bondad y respeto. Nos enseña a ver más allá de las apariencias y a comprender que todos somos seres humanos con nuestras propias luchas y experiencias.

El segundo rayo también nos impulsa a desarrollar nuestra sabiduría interna. Nos invita a buscar el conocimiento y a aprender de nuestras experiencias para crecer y evolucionar como seres humanos. Nos insta a ser compasivos y comprensivos con nosotros mismos, así como con los demás.

Al trabajar con el segundo rayo, podemos sanar nuestras heridas emocionales y abrirnos a recibir y dar amor de manera incondicional. Nos ayuda a perdonar y a soltar resentimientos, permitiéndonos vivir en armonía y paz.

El segundo rayo de la metafísica nos recuerda que el amor y la sabiduría son fundamentales en nuestra vida. Nos invita a cultivar relaciones armoniosas y a ser compasivos con los demás. También nos impulsa a buscar la sabiduría interna y a aprender de nuestras experiencias. Al trabajar con este rayo, podemos sanar nuestras heridas emocionales y vivir una vida llena de amor y comprensión.

El tercer rayo está vinculado con la inteligencia activa y nos ayuda a desarrollar nuestra mente y habilidades intelectuales

El tercer rayo de la metafísica es uno de los siete rayos que se creen que influyen en nuestra vida y personalidad. Este rayo está asociado con la inteligencia activa y nos ayuda a desarrollar nuestra mente y habilidades intelectuales.

La energía de este rayo se manifiesta a través de la capacidad de razonamiento, el pensamiento lógico y la agudeza mental. Nos permite analizar y comprender la información de manera rápida y eficiente.

Las personas que tienen una influencia dominante del tercer rayo tienden a ser muy inteligentes y se destacan en campos que requieren un pensamiento analítico, como la ciencia, la investigación y la resolución de problemas complejos.

Además, este rayo también nos ayuda a desarrollar habilidades de comunicación efectivas. Nos permite expresar nuestras ideas y pensamientos de manera clara y convincente.

Para trabajar con la energía del tercer rayo, podemos realizar ejercicios de estimulación mental, como la lectura de libros desafiantes o la participación en debates intelectuales. También podemos practicar técnicas de comunicación, como hablar en público o escribir ensayos.

  • Desarrollar nuestra inteligencia y habilidades intelectuales.
  • Mejorar nuestras habilidades de comunicación.
  • Estimular nuestra mente a través de actividades intelectuales.

El tercer rayo de la metafísica nos brinda la energía necesaria para desarrollar nuestra mente y habilidades intelectuales. Nos ayuda a ser más inteligentes y eficientes en nuestro pensamiento y comunicación. Si queremos potenciar nuestra inteligencia activa, podemos trabajar con la energía de este rayo a través de actividades y ejercicios específicos.

Mira también:  La relación entre la metafísica y el concepto de "yo soy"

El cuarto rayo es el de la armonía y la belleza, inspirándonos a apreciar la estética y crear ambientes equilibrados

El cuarto rayo de la metafísica es conocido como el rayo de la armonía y la belleza. Este rayo nos inspira a apreciar la estética y a crear ambientes equilibrados en nuestra vida diaria. La armonía y la belleza son aspectos fundamentales para nuestro bienestar emocional y espiritual, ya que nos ayudan a conectarnos con la energía positiva y a encontrar paz interior.

Cuando nos conectamos con el cuarto rayo, somos capaces de percibir y valorar la belleza en todas sus formas: en la naturaleza, en el arte, en la música y en todas las manifestaciones creativas. Esta conexión nos permite experimentar una profunda sensación de gratitud y admiración por el mundo que nos rodea.

La importancia de la armonía en nuestra vida

La armonía es un estado en el que todas las partes de nuestro ser están en equilibrio y en sincronía. Cuando vivimos en armonía, experimentamos paz interior y fluidez en nuestras relaciones y actividades diarias. Además, la armonía nos ayuda a conectarnos con nuestra verdadera esencia y a alinear nuestras acciones con nuestros valores y propósito de vida.

En nuestra vida cotidiana, podemos cultivar la armonía a través de diferentes prácticas y hábitos. Algunas de ellas incluyen la meditación, la práctica de la gratitud, el cuidado de nuestro entorno físico y emocional, y la búsqueda de actividades que nos brinden paz y equilibrio.

La belleza como fuente de inspiración

La belleza tiene el poder de inspirarnos y elevar nuestra vibración. Cuando nos rodeamos de belleza, ya sea en nuestro hogar, en la naturaleza o a través del arte, nos conectamos con una energía positiva que nos motiva y nos impulsa a crear cosas maravillosas en nuestra vida.

Al apreciar y buscar la belleza en nuestro entorno, estamos nutriendo nuestra alma y expandiendo nuestra conciencia. Esto nos permite desarrollar nuestra creatividad y encontrar nuevas formas de expresión personal. La belleza nos invita a explorar nuestra capacidad de crear y nos ayuda a conectarnos con nuestro propósito y pasiones más profundas.

Crear ambientes equilibrados

El cuarto rayo también nos inspira a crear ambientes equilibrados y armoniosos en nuestro hogar y en nuestro lugar de trabajo. Esto implica cuidar la distribución de los espacios, elegir colores que nos transmitan paz y serenidad, y rodearnos de objetos que nos inspiren y nos hagan sentir bien.

Cuando creamos ambientes equilibrados, estamos generando un flujo positivo de energía que nos afecta tanto física como emocionalmente. Estos espacios nos brindan tranquilidad y nos ayudan a mantenernos enfocados y en armonía con nosotros mismos y con nuestro entorno.

El cuarto rayo de la metafísica nos enseña la importancia de la armonía y la belleza en nuestras vidas. Al conectar con este rayo, podemos apreciar la estética, cultivar la armonía y crear ambientes equilibrados en nuestro entorno. Esto nos permite experimentar una mayor paz interior, elevar nuestra vibración y conectar con nuestra esencia más profunda.

El quinto rayo es el de la concreción y la curación, facilitando la manifestación de nuestras ideas y sanación física y emocional

El quinto rayo en la metafísica representa la energía de la concreción y la curación. Es una fuerza poderosa que nos ayuda a manifestar nuestras ideas y materializar nuestros deseos en el plano físico. Además, también está asociado con la capacidad de sanación tanto a nivel físico como emocional.

Este rayo nos brinda la capacidad de materializar nuestras metas y proyectos, convirtiendo nuestras ideas en realidades tangibles. Nos proporciona la energía necesaria para llevar a cabo nuestras acciones y nos impulsa a ser perseverantes en la consecución de nuestros objetivos.

Por otro lado, el quinto rayo también está relacionado con la curación. Nos ayuda a sanar nuestro cuerpo físico, aliviando dolencias y enfermedades. Además, nos proporciona la capacidad de sanar nuestras heridas emocionales, liberándonos de traumas y bloqueos emocionales que pueden afectar nuestra salud y bienestar.

Esta energía de concreción y curación nos invita a tomar responsabilidad de nuestra propia salud y bienestar. Nos impulsa a cuidar de nuestro cuerpo, alimentándolo adecuadamente, practicando ejercicio físico y descansando lo necesario. Asimismo, nos anima a sanar nuestras emociones, liberándonos de resentimientos, miedos y tristezas que puedan afectar nuestra calidad de vida.

El quinto rayo de la metafísica es una fuerza poderosa que nos ayuda a materializar nuestras ideas y proyectos, y nos proporciona la capacidad de sanar nuestro cuerpo y nuestras emociones. Nos anima a ser conscientes de nuestra responsabilidad en nuestra propia salud y bienestar, y nos impulsa a tomar acciones para lograrlos.

El sexto rayo es el de la devoción y la idealización, guiándonos hacia la espiritualidad y el servicio desinteresado

El sexto rayo de la metafísica es conocido como el rayo de la devoción y la idealización. Este rayo nos guía hacia la espiritualidad y nos impulsa a servir de manera desinteresada a los demás.

Este rayo está relacionado con la capacidad de entregarnos completamente a una causa o a una figura divina. Nos inspira a ser devotos y a buscar la perfección en todo lo que hacemos.

Cuando el sexto rayo está activo en nuestra vida, sentimos una profunda conexión con lo divino y buscamos constantemente la manera de expresar nuestra devoción y amor hacia lo sagrado.

Este rayo nos insta a idealizar y a ver lo mejor en los demás, a pesar de sus imperfecciones. Nos impulsa a creer en el potencial de cada persona y a apoyarla en su camino de crecimiento espiritual.

Además, el sexto rayo nos inspira a ser serviciales y a poner las necesidades de los demás por encima de las nuestras. Nos motiva a trabajar en beneficio de la humanidad y a hacer del mundo un lugar mejor.

Al conectarnos con el sexto rayo, encontramos la fuerza y la determinación para seguir nuestro camino espiritual, superando obstáculos y desafíos. Nos impulsa a buscar la verdad y a vivir de acuerdo con nuestros valores más elevados.

Mira también:  Explicación sencilla de la metafísica y sus conceptos básicos

El sexto rayo de la metafísica nos invita a ser devotos, a idealizar y a servir desinteresadamente. Nos guía hacia la espiritualidad y nos inspira a vivir de acuerdo con nuestros ideales más elevados.

El séptimo rayo es el de la transformación y la transmutación, ayudándonos a liberarnos de patrones negativos y crecer espiritualmente

El séptimo rayo de la metafísica es conocido como el rayo de la transformación y la transmutación. Este rayo nos brinda la oportunidad de liberarnos de patrones negativos que nos limitan y nos impiden crecer espiritualmente.

La energía del séptimo rayo nos invita a examinar nuestras creencias, pensamientos y comportamientos arraigados, y a transformarlos en formas más positivas y constructivas. A través de la transmutación, podemos alquimizar las energías negativas en positivas, permitiendo así que nuestra vida se eleve a niveles más elevados de conciencia y desarrollo espiritual.

Este rayo nos recuerda que el cambio es parte natural de la vida y que es a través de la transformación que podemos alcanzar nuestra plena realización. Nos anima a soltar lo que ya no nos sirve y a abrazar nuevas formas de pensar y actuar que nos impulsen hacia adelante en nuestro camino espiritual.

Para trabajar con la energía del séptimo rayo, podemos utilizar técnicas de meditación y visualización. Podemos visualizar una luz brillante y purificadora que penetra en nuestro ser, disolviendo cualquier energía negativa y transformándola en luz y amor. También podemos utilizar afirmaciones positivas para reprogramar nuestros patrones de pensamiento y establecer nuevas creencias y comportamientos que nos apoyen en nuestro crecimiento espiritual.

Al trabajar con el séptimo rayo, es importante recordar que el cambio y la transformación no son siempre fáciles. Pueden surgir resistencias y miedos a medida que nos enfrentamos a viejos patrones y creencias arraigadas. Sin embargo, al permitirnos fluir con la energía del séptimo rayo y confiar en el proceso de transformación, podemos experimentar una profunda sanación y crecimiento en nuestra vida.

El séptimo rayo de la metafísica nos ofrece la oportunidad de liberarnos de patrones negativos y crecer espiritualmente a través de la transformación y la transmutación. Al trabajar con esta energía, podemos alquimizar nuestras experiencias y elevar nuestra conciencia a niveles más elevados. Confía en el proceso y permítete fluir con la energía del séptimo rayo para experimentar una profunda transformación en tu vida.

Conociendo el significado de los 7 rayos, podemos trabajar con ellos para mejorar nuestra vida y alcanzar la plenitud espiritual

Los 7 rayos son una parte fundamental de la metafísica y representan diferentes aspectos de la energía divina en el universo. Cada rayo tiene su propio color y cualidades únicas, y al comprender su significado, podemos utilizarlos para equilibrar y mejorar diferentes aspectos de nuestra vida.

1. Rayo Azul

El rayo azul representa la voluntad y el poder divino. Es el rayo de la protección, la fe y la determinación. Al trabajar con este rayo, podemos fortalecer nuestra voluntad y tomar decisiones firmes en nuestras vidas.

2. Rayo Dorado

El rayo dorado representa la sabiduría y la iluminación. Es el rayo del conocimiento y la comprensión. Al conectarnos con este rayo, podemos obtener claridad mental y espiritual, y tomar decisiones basadas en la sabiduría divina.

3. Rayo Rosa

El rayo rosa representa el amor y la compasión. Es el rayo del amor incondicional y la curación emocional. Al trabajar con este rayo, podemos sanar nuestras heridas emocionales y cultivar relaciones amorosas y armoniosas.

4. Rayo Blanco

El rayo blanco representa la pureza y la claridad. Es el rayo de la purificación y la verdad. Al conectar con este rayo, podemos liberarnos de las energías negativas y encontrar la verdad en todas las áreas de nuestra vida.

5. Rayo Verde

El rayo verde representa la abundancia y la sanación. Es el rayo de la prosperidad y la renovación. Al trabajar con este rayo, podemos atraer la abundancia en todas sus formas y sanar nuestro cuerpo, mente y espíritu.

6. Rayo Oro-Rubí

El rayo oro-rubí representa la devoción y la paz. Es el rayo de la devoción espiritual y la conexión con lo divino. Al conectarnos con este rayo, podemos encontrar paz interior y experimentar una profunda conexión con lo sagrado.

7. Rayo Violeta

El rayo violeta representa la transmutación y la libertad. Es el rayo de la transformación y la liberación de energías negativas. Al trabajar con este rayo, podemos liberar patrones negativos y transformar nuestra vida en uno de mayor libertad y plenitud.

Al conocer y trabajar con los 7 rayos de la metafísica, podemos mejorar todos los aspectos de nuestra vida. Cada rayo nos ofrece una herramienta única para crecer espiritualmente y alcanzar la plenitud en todas las áreas de nuestra vida.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué son los 7 rayos de la metafísica?

Los 7 rayos de la metafísica son energías o corrientes de luz que representan diferentes aspectos de la divinidad.

2. ¿Cuáles son los 7 rayos de la metafísica?

Los 7 rayos son: el rayo azul de la voluntad de Dios, el rayo dorado-ambarino de la sabiduría de Dios, el rayo rosa del amor de Dios, el rayo blanco del ascenso y la pureza, el rayo verde de la curación y la verdad, el rayo rubí-dorado de la paz y el rayo violeta de la libertad y la transmutación.

3. ¿Cómo se relacionan los 7 rayos con nuestra vida?

Los 7 rayos influyen en diferentes aspectos de nuestra vida, como la toma de decisiones, el desarrollo espiritual, las relaciones y la sanación emocional y física.

4. ¿Cómo podemos trabajar con los 7 rayos de la metafísica?

Podemos trabajar con los 7 rayos a través de meditaciones, visualizaciones y afirmaciones específicas para cada rayo, invocando su energía y cualidades en nuestra vida diaria.

Tal vez te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

En este sitio usamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de usuario Leer más...